El móvil ocasiona insomnio

dormir-movil

Más allá de los destellos del teléfono móvil o las ondas electromagnéticas, la necesidad de estar continuamente conectados a las diferentes redes sociales interfiere en gran medida en nuestro descanso y provoca insomnio.

No poder dormir es un problema más habitual de lo que creemos. El insomnio y el estrés son las patologías del siglo XXI, sin dudas.

¿Te has puesto a pensar por qué? Quizás se deba a nuestras preocupaciones, a tener una agenda siempre repleta de actividades o a abusar de los aparatos tecnológicos (el móvil, más que nada).

La tecnología no nos deja dormir

¿Qué es lo último que ves antes de apagar la luz y cerrar los ojos? ¡El móvil!

Aquellos que no pueden vivir sin su smartphone han de saber que, si bien es bueno para muchas cosas también es perjudicial para la salud y causa insomnio.

El uso de cualquier aparato electrónico con pantalla luminosa minutos antes de dormir (o intentar conciliar el sueño) no le permite al cerebro tranquilizarse y descansar como merece.

Esa fue la conclusión a la que llegaron varios estudios entre ellos del Instituto Politécnico Rensselaer de Nueva York (Estados Unidos).

La exposición prolongada a los aparatos tecnológicos como el móvil, el televisor o la tableta afecta los niveles de la hormona reguladora de los ciclos de sueño (la melatonina).

Todo se debe a la luz blanca brillante emitida por estos dispositivos.

Aunque apaguemos la pantalla o el brillo esté regulado lo cierto es que los niveles de melatonina se reducen en un 25% si revisamos el correo, vemos las redes sociales o miramos televisión dos horas antes de ir a la cama.

El móvil afecta los sistemas encargados de regular los ritmos circadianos, esos cambios físicos y mentales relacionados con la luz y la oscuridad y que nos hacen tener más sueño cuando es de noche o estar alerta cuando es de día.

El insomnio tecnológico preocupa a los médicos

El nuevo mal que aqueja a los pacientes que llegan a la consulta es conocido como “insomnio tecnológico” y está provocado por el abuso de internet antes de dormir.

Más allá de la luminosidad de la pantalla también tenemos que contar las ondas electromagnéticas que lanzan los dispositivos y la adicción que tenemos a usar el móvil hasta antes de dormir.

En el Hospital Casa de Salud de Valencia (España) han realizado una investigacióndonde aseguran que chequear el muro de Facebook, mirar un vídeo en YouTube o comprobar el correo antes de dormir acorta las horas de sueño y afecta la calidad del descanso.

El uso nocturno de internet y de las aplicaciones que tenemos en el móvil (como, por ejemplo, los juegos) deja al cerebro en estado de alerta y hace que necesite mucho tiempo para “volver a la normalidad” y entender que es hora de dormir.

Sucede lo mismo que si comemos azúcar o bebemos café tras la cena. Precisamos quizás dos horas para conciliar el sueño.

Además, durante la noche podemos despertar sobresaltados, tener pesadillas y dormir en posiciones que luego provocan dolores de espalda y cuello.

Los neurofisiólogos de este hospital recomiendan desconectarse de cualquier aparato electrónico, al menos, una hora antes de acostarnos, apagar el router y dejar los móviles fuera de la habitación por las noches.

Las redes sociales provocan insomnio

No es culpa de Facebook, de Instragram ni de Twitter, claro está, sino de nuestra “relación” con esas plataformas.

Según un experimento llevado a cabo por especialistas de la universidad de Boston, se ha llegado a la conclusión que la red social del pájaro azul y de 140 caracteres es la que más se relaciona con el insomnio y los problemas para conciliar el sueño.

¿Por qué? Porque los usuarios están conectados prácticamente todo el día(incluyendo la noche) y suelen publicar entre las 6 de la tarde y las 10 de la noche (sobre todo a partir de las 21 horas).

El informe además ha indicado que el día con mayor insomnio de la semana es el miércoles. Esto se debe a que ya hemos pasado la mayor parte de los días laborales y estamos demasiado “acelerados” con tantas obligaciones.

El café y los refrescos de cola son las bebidas más consumidas por los tuiteros con insomnio. Ambas contienen cafeína, que es una sustancia causante de sensación de euforia o alerta para el cerebro.

Además, los internautas del estudio afirmaron que sus razones para no poder dormir eran “pensar mucho”, “navegar en Twitter”, “usar el móvil muchas horas” y “mirar la televisión”.

¿Aplicaciones contra el insomnio?

Nos puede sonar algo extraño y contradictorio que podamos usar el móvil justamente para poder conciliar el sueño.

Al parecer lo han pensado bien para que no veamos este aparato imprescindible como un enemigo.

La tecnología puede ser beneficiosa o perjudicial, según cómo y cuánto la usemos. Podemos encontrar en las tiendas online de Android e iOS diferentes aplicaciones que combaten (al parecer) el insomnio:

SleepBot

Puede monitorear el descanso del usuario a través de los sensores de movimiento y el micrófono del aparato.

Graba los ronquidos o los sonidos ambiente para definir la calidad de sueño e incluye una alarma que nos despierta si hemos excedido nuestro horario de descanso.

White Noise

Esta apliación nos ayuda a dormir rápidamente a través de música y sonidos relacionados con la relajación y el descanso. Es como si estuviésemos en un spa o en un templo budista.

También ofrece una alarma suave para despertarnos de buen humor.

Sleep Better

Tras analizar tu sueño te ofrece una rutina para antes y después de dormir. Se basa en el estado de ánimo del usuario y en las actividades que este realiza por la tarde y la noche.

Post Author: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *